Llámanos ahora: 917 10 90 60
Queremos Ayudarte Contacto

La climatización óptima en locales y negocios


 

Cómo adaptar un local dirigido a servicios durante la temporada de verano y el cambio de clima es una de las cuestiones que se plantean los negocios en los meses de calor. Supone una decisión importante ya que se pretende asegurar que los empleados y clientes se encuentren en óptimas condiciones climáticas el tiempo que inviertan allí.

Para ello, hay muchos aspectos a tener en cuenta como puede ser la afluencia de público por metro cuadrado, la normativa del lugar donde se encuentra el negocio, estética, ruido… En el mercado, encontramos una amplia variedad de equipos de climatización que permiten localizar el más adecuado para tu negocio.

Los sistemas multisplit son los más cómodos y los que requieren hacer menos obra. Con instalar una unidad básica que conecte con el exterior bastará para que pueda funcionar. Es recomendable para locales comerciales con una dimensión inferior a los 200 m². Pueden ser de pared, de conductos, suelo… sin embargo, cuenta con el inconveniente de que las unidades interiores quedan a la vista y no es muy estético.

Para locales de pocas dimensiones el sistema de climatización Split cassette es el más aconsejable. Se instalan sobre un falso techo dando la posibilidad de adaptarse a la decoración del local. Se trata de una unidad interior con forma cuadrada que expulsa el aire hacia todas las direcciones de manera uniforme conectado a modo compresor con una unidad exterior. Ofrecen una gran relación consumo-eficiencia.

Otra opción es el aire acondicionado por conducto. Este requiere también un falso techo lo que hace que sea una opción discreta que favorece el factor visual y estético. El único elemento que queda a la vista son las rejillas en las salas que vamos a climatizar. De esta forma, se pueden refrigerar distintos espacios del local permitiendo, incluso, que la temperatura de cada estancia sea diferente. En su defecto, este sistema sí requiere una obra más compleja, así como supone mayor dificultad a la hora de limpiar y desinfectar los conductos del aparato.

En el caso de locales de grandes dimensiones, nos encontramos con un sistema de climatización diferente que es el más adecuado para las condiciones que presenta. Son los sistemas de volumen refrigerante variable (VRV). Su funcionamiento se basa en una unidad exterior que dirige el flujo a distintas unidades del interior que van en función de lo que requiere cada una de ellas. Los compresores llevan tecnología inverter, con la que se puede regular la velocidad de trabajo. Otro punto a favor, es que se trata de un sistema silencioso.

Antes de decantarte por uno u otro sistema, deberías recurrir a algún profesional que pueda aconsejarte para que instales el más adecuado para tu local y negocio.

 
 
Aviso legal Condiciones de venta Política de cookies Política de Privacidad Diseñado y desarrolado por Corem web

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies