Llámanos ahora: 917 10 90 60 - 91 798 76 19
Queremos Ayudarte Contacto

Monóxido de carbono: Cómo protegerse y cómo actuar


 

El monóxido de carbono es un gas extremadamente peligroso, imperceptible por el ser humano y que cada año provoca muchas intoxicaciones graves, especialmente durante los meses de invierno.

En los equipos de calefacción que funcionan por combustión de madera, gas, carbón o gasolina, si se encuentran en mal estado, es posible que la combustión no se produzca. Esto provoca intoxicaciones accidentales que pueden llegar incluso a provocar el fallecimiento en pocos minutos. Es por ello que debemos tener un conocimiento certero y saber qué precauciones debemos tomar con nuestros equipos de calefacción para evitar que esta situación se produzca:
¿Cuáles son los equipos que suelen afectarse?

  • Calderas y calentadores de agua
  • Estufas y cocinas
  • Chimeneas, especialmente las inserciones decorativas como las chimeneas de etanol:

chimenea-etanol-zen

  • Calentadores de combustión móviles

ids30f-ps-02-c4

  • Generadores o bombas de calor
  • Vehículos de motor térmico, como los automóviles y algunos electrodomésticos o herramientas de bricolaje
  • Braziers y barbacoas
  • Paneles radiantes de gases
  • Quema de combustibles en general

 

¿Cómo evitar la intoxicación?

Para reducir al máximo el riesgo de sufrir un accidente por intoxicación de monóxido de carbono debemos tomar las siguientes medidas:

Un equipo técnico cualificado debe revisar y comprobar cada año antes de que comience el invierno que nuestro equipo de calefacción y agua caliente y sus conductos se encuentren en perfecto estado.

Cada día, incluso los más fríos, debemos ventilar al menos durante 10 minutos la vivienda. Debemos comprobar y preservar que las vías de ventilación están en buen estado y que no hay nada que las obstruye.

Respetar siempre las indicaciones de los aparatos de combustión:

  • No conectar los calentadores auxiliares
  • Siempre debemos colocar los generadores fuera de la vivienda, al exterior
  • No utilizar nunca como equipo de calefacción los elementos que no estén destinados a ese uso (cocina, brasero, barbacoa, etc)

¿Cuáles son los indicios de una posible intoxicación?

01-1

En el momento en el que comencemos a experimentar ciertas molestias como dolores de cabeza, náuseas, mareos o vómitos debemos desconfiar, ya que pueden indicar la presencia de monóxido de carbono en el ambiente. Si esto sucede debemos tomar inmediatamente las siguientes precauciones:

  • Ventilar el local de inmediato mediante la apertura de puertas y ventanas
  • Detener, si es posible, los equipos de calefacción o combustión
  • Abandonar la estancia hasta llegar al exterior o a un lugar ventilado
  • Pida ayuda: El número de teléfono de emergencias para toda Europa es el 112
  • No regrese a la zona que pueda estar contaminada hasta recibir la aprobación del personal de emergencias.
 
 
Aviso legal Condiciones de venta Política de cookies Política de Privacidad Diseñado y desarrolado por Corem web

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies