Llámanos ahora: 917 10 90 60 - 91 798 76 19
Queremos Ayudarte Contacto

¿Sabes cuál es la historia del aire acondicionado?


 

El aire acondicionado es el método efectivo contra el intenso calor que más éxito cosecha en todo el mundo. Prácticamente ha conseguido hacerse un hueco en los corazones de muchos seres humanos, permitiéndoles poder conciliar el sueño durante las cálidas noches de verano.

Es un sistema utilizado en hogares, coches, establecimientos públicos, oficinas… juega un papel importante incluso en el ámbito de la medicina y de la investigación, consiguiendo que muchos procesos se lleven a cabo gracias al clima estable y fresco que proporciona. Aunque es un elemento cotidiano, casi nadie conoce quién fue la persona que dio vida a este fresco invento.

Lord Kevin inventó en 1842 el principio de lo que sería el aire acondicionado. Construyó un circuito frío sellado herméticamnte y que absorbía calor por medio de un gas refrigerante.

Su idea no se desarrolló hasta 1902, cuando el estadounidense Willis Haviland Carrier encontró la clave de la refrigeración moderna. El dueño de una imprenta le contrató para solucionar los graves problemas de humedad que estropeaban y deterioraban la calidad del papel, y Carrier investigó hasta construir la primera máquina capaz de controlar la temperatura por medio de tubos de enfriamiento.

El primer nombre que recibió esta máquina fue “aparato para trata el aire”, y fue patentada en 1906. Casi inmediatamente,  las empresas textiles implementaron en sus fábricas el invento de Carrier y fue al año siguiente cuando ya se comenzó a vender el aparato en el extranjero.

Al paso de los años la popularidad del invento fue creciendo a un ritmo muy acelerado, por lo que Carrier y sus socios crearon la Compañía de Ingeniería Carrier, con el único objetivo de seguir innovando en el invento y poder mejorarlo cada vez más.

Tiempo después Carrier inventó el sistema de enfriamiento centrífugo, un sistema más seguro y eficiente destinado a grandes áreas. Sus usos se extendieron en salas de cine, hospitales y establecimientos.

Fue en 1928 cuando diseñó el primer sistema para uso doméstico, sin embargo la Gran Depresión derrumbó las posibilidades del negocio y no resurgió hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Fue a partir de este momento cuando el uso de estos aparatos se extendió por los hogares de todo el mundo.

 
 
Aviso legal Condiciones de venta Política de cookies Política de Privacidad Diseñado y desarrolado por Corem web

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies