Llámanos ahora: 917 10 90 60 - 91 798 76 19
Queremos Ayudarte Contacto

¿Son seguras las estufas de pellets?


 

Las estufas de pellets son calefactores de fuego. Están teniendo muy buena aceptación en los últimos años, pero al ser un sistema todavía desconocido para muchos usuarios, todavía nos preguntamos si son realmente seguras para el hogar.

En cuestiones de seguridad cabe destacar que las estufas de pellets son como una chimenea de leña cerrada. La única diferencia es que las estufas de biomasa trabajan automáticamente, y en las estufas de pellet, hay que alimentar la fuente para que funcione.  Los pellets, a diferencia del gasoil y el gas, son difíciles de inflamar y no explotan.

Aun así, debemos tener en cuenta varios aspectos en cuestión de seguridad:

Pueden calentarse en exceso si falla la ventilación del intercambiador, es decir, si no pueden ventilar y no consiguen expulsar el calor de la combustión al exterior. También puede suceder si hay un fallo que provoca que se eche exceso de combustible a la cámara de fuego y la ventilación no de abasto.

En este tipo de casos, la estufa se apagará automáticamente. Si esto sucede, también habrá una alarma acústica y un aumento del fuego de la cámara (ya que la llama se ahoga con los propios pellets). Puede resultar llamativo al principio, sin embargo no hay riesgo ya que nada explotará ni saldrá al exterior.

Lo único que hay que tener en cuenta es que no desenchufar o apagar la estufa antes de que se haya autoapagado por completo.

Tras esto, sí que debes llamar al servicio técnico para que verifique el motivo del apagón.

¿Peligro para los peques de la casa?

En parte, sí. Sobre todo si tocan el cristal de la cámara de fuego o muerden el cable de la corriente.

Una de las ventajas de las estufas de biomasa es que aprovechan el calor de la combustión, y lo expulsan a través de su ventilación. No se ponen al rojo vivo como una estufa de leña y puedes tocarla por cualquier parte sin quemarte, incluyendo la tubería de gases. No hay problema en tocarla exceptuando el cristal de la cámara, ¡así que cuidado!

Intoxicación por monóxido de carbono.

El monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta por falta de oxígeno. Esto no ocurre en las estufas de pellets que funcionan bajo un continuo chorro de aire fresco que pasa por la cámara de fuego (ventilación forzada). No hay peligro incluso si nos dormidos en una habitación cerrada con una estufa de biomasa encendida.

Por último, hay que descartar que la estufa debe cumplir con las normas de fabricación y estar homologada y certificada para su comercialización en la comunidad europea y en España. Se trata de un factor muy importante, ya que están llegando modelos de fabricación china (o de algunos países del este de Europa) que llaman la atención por su precio pero no cumplen los requisitos básicos.

 
 
Aviso legal Condiciones de venta Política de cookies Política de Privacidad Diseñado y desarrolado por Corem web

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies