Queremos Ayudarte Contacto

Cómo escoger los mejores equipos de frío para hostelería


Cómo escoger los mejores equipos de frío para hostelería
 

En nuestro negocio de hostelería, una de las inversiones más importantes es el equipamiento con el que vayamos a acondicionarlo. Es el gran desembolso económico y además va a condicionar la fluidez del trabajo en el día a día.

El primer paso que debemos dar es seleccionar la variedad de maquinaria que realmente vayamos a necesitar y qué características tiene que tener cada equipo. Es un ejercicio a conciencia para no desperdiciar ni un euro de la inversión que realicemos.

  • Debemos evaluar las necesidades de equipamiento de frío. Esto va a depender de los servicios y productos que ofrecerás en tu negocio.
  • Además de las necesidades, debes evaluar otros aspectos como recursos económicos de los que dispongamos. Si tenemos limitaciones, debemos establecer prioridades para asignarlos de la mejor manera posible.
  • También es importante investigas y tener toda la información posible acerca de los equipos que estamos barajando comprar.
  • Elabora un listado de las opciones seleccionadas. De esta forma, podremos comparar materiales, garantía, gasto de energía, facilidad de limpieza, capacidad y todas las variables relevantes de los equipos.
  • Tenemos que tener en cuenta las dimensiones del equipo, ya que algunos de ellos no se adaptarán a las medidas de nuestro local.
  • Para determinar la capacidad requerida, calcula cuál es la demanda en horas pico, y añádele entre un 20 y 25%. Vamos a suponer que en tu bar se consumen 200 cervezas al día, y que un botellero toma 8 horas para poder llevar la cerveza a su temperatura ideal, entonces deberías comprar un botellero o varios que te permitan mantener al menos 240 botellas a la temperatura adecuada.
  • Es importante tener en cuenta aspectos estéticos, si por ejemplo nuestra cocina va a estar abierta al público los equipos deben de tener un diseño uniforme.

En Plameya contamos con un catálogo muy variado en equipos de frío para hostelería:

  • Mesas refrigeradas. Se usan para la preparación y conservación de diversos alimentos (ensaladas, sándwiches, pizzas, etc.)
  • Enfriadores de botellas. Cuentan con una gran capacidad para guardar el vino, los refrescos o la cerveza a la temperatura perfecta.
  • Armarios refrigerados. Tienen multitud de usos en función de su tamaño y la temperatura a la que funcionen. Hay armarios especiales para carnes, otros para lácteos y charcutería y otros para frutas. También hay expositores refrigerados, que se usan habitualmente para bebidas.
  • Vitrinas expositoras. Se emplean tanto en bares como en comercios de alimentación, cafeterías, pastelerías, etc.
  • Fabricadores de hielo en cubitos y granulado o troceado. Son aparatos muy comunes en bares y locales de copas, restaurantes, discotecas, cafeterías, etc.
  • Lavavajillas y lavaplatos industriales. Perfectos para agilizar el trabajo en locales de hostelería grandes como restaurantes o franquicias.
 
 
 
Instalación de calefacción en tu hogar Cómo escoger los mejores equipos de frío para hostelería ¿Qué es un humidificador para radiadores? Mantenimiento de equipos de frío industrial