Queremos Ayudarte Contacto

Todo lo que tienes que saber sobre el suelo radiante


Todo lo que tienes que saber sobre el suelo radiante
 

Calentar el suelo distribuyendo el calor por nuestra vivienda de manera proporcional es la idea principal del suelo radiante. Un sistema de climatización cuyo equipo más habitual consiste en una red de tuberías de polietileno que se encuentran instalados bajo el suelo. A través de estas tuberías circula el agua caliente a una temperatura de entre 30ºC y 45ºC.

El suelo radiante puede ser eléctrico o de agua. El primer tipo funciona a través de una resistencia que se encarga de transformar la energía eléctrica en calor que se distribuye directamente por el pavimento.  En el caso del suelo radiante por agua, consiste en tuberías por las que circula agua caliente que llega al suelo. Existe una variante para los meses de verano y por las tuberías circula agua fría para refrigerar el hogar.

Para decantarse por uno u otro sistema no existe regla exacta pero sí que hay características de ambos cada uno que lo hacen más adecuado para determinados entornos. Para ello, tendremos en cuenta orientación, ubicación, tipo de superficie… Si uno de los dos predomina, es el suelo por circulación de agua por cuestión de eficiencia energética.

Los puntos a favor que supone el suelo radiante es el ahorro energético, alcanzando un ahorro entre el 15 y 20%, aporta un ambiente más confortable repartiendo el calor de forma uniforme por la estancia. También es más saludable que otros métodos de calefacción y provoca un menor impacto visual a la casa.

Sin embargo, como desventaja, hay que destacar que es un sistema complicado de instalar, ya que en la mayoría de los casos ya se instala en los hogares durante la construcción del mismo. Es por esto, que el suelo radiante predomina en obras nuevas.

 
 
 
Instalación de calefacción en tu hogar Cómo escoger los mejores equipos de frío para hostelería ¿Qué es un humidificador para radiadores? Mantenimiento de equipos de frío industrial